Este Remedio está elaborado con una formula única para este preparado, esto requiere un proceso alquímico de estas dos flores para la obtención del R.V: Diente de León (antes Taraxacum) y Salvia.

El proceso de elaboración del R.V, logra la fusión de las cualidades de las dos esencias, así la Esencia única logra restaurar tanto el proceso vital energético, como el proceso lumínico, llevándolos a la restauración de la salud, armonía, equilibrio, calma.

Diente de León (antes Taraxacum) por su potencial de liberación, limpieza y protección, y Salvia esencia que actúa en el cuerpo vital con una frecuencia Vibratoria para los campos, emocional, energético, vital.

Estados:

El R.V. puede tomarse en la reparación de cualquier estado de schok, perdida de conciencia, en situaciones o experiencias donde la persona se enfrenta a grandes estados de angustia, de gran utilidad en el proceso de parto, en la dilatación, como en el post parto en la recuperación. En estados inflamatorios, artritis, gota, hemorroides, tratamientos de quimioterapia, radioterapia. Accidentes, rotura de huesos, quemaduras, insolación, rozaduras, escaras,etc.

El R.V. repara en pocos minutos el sistema, tanto a nivel interno como externo, en la reparación de huesos y tejidos, en el caso de accidentes, como traer a la consciencia todos los recursos necesarios para la recuperación, restauración de la fuerza vital, o cuando hay necesidad de un fuerte estimulo dotando al sistema de valor, coraje, fe, armonía, unidad.

Dosificación: La frecuencia en la toma del Remedio Vital es de 2 gotas cada dos horas hasta que la mejoría vaya aumentando, pasando a ser de 2 gotas cada tres horas, hasta conseguir la recuperación.

Remedio Vital