Cada ciclo que comienza debemos reflexionar sobre el tipo de pensamiento que utilizamos para crear. En esa reflexión no solemos tener en cuenta lo que hemos conseguido, sino lo que nos falta o de lo que creemos carecer.

El proceso creativo.

Nos dicen “ el pensamiento crea” y en gran medida es así, porque nuestros pensamientos dependen de la información almacenada en nuestros genes, los cuales son patrones de escasez, sufrimiento y lucha para conseguir nuestros deseos y sueños. Si el pensamiento crea solo deberíamos cambiar de forma de pensar; la realidad nos devuelve la proyección de esos patrones. Positivo / negativo = dualidad.

Desde la dualidad abundancia / escasez, nuestras formas de crear parten de ese patrón, pero en verdad solo desde la Unidad, desde la Esencia podemos crear.
¿Que es Unidad preguntareis? Unidad es fuerza cohesiva, potencia para materializar nuestros anhelos, una fuerza cohesiva no dual en la que se crea, se materializa todo lo que en ella está. La abundancia, es un orden del Universo, el merecimiento, su ordenamiento, si esa fuerza del Universo mantiene orden en uno mismo, creara más y más, no puede hacer otra cosa que replicar y repetir lo que es el mismo, o lo que esa Unidad contiene.

Podemos tener muchos pensamientos positivos, podemos repetir mantras como loros, podemos hablar de leyes de atracción, y pedir y pedir como si fuera la súplica a la que el universo responderá. ¿Por qué no enfocar nuestra atención en la Esencia sabiendo que te mereces lo mejor?

En el Método de Esencias Triunidad® el Abrótano tiene las cualidades que necesitas para hacer ese cambio, empezando este ciclo con sus potenciales ¡el merecimiento!. La abundancia de todos los dones del Universo, te aporta el coraje, y valor a tu propósito de vida, atrayendo la energía de las personas, situaciones, y recursos, que te llevaran de la mano hacia tus sueños.

El ser que conoce su propósito en la vida se realiza y realiza sus sueños en abundancia pues ya sabrá que lo merece.

Carmen Romanelli. Creadora de las Esencias Triunidad®